LA LUCHA CONTRA LA DEPENDENCIA

La dependencia personal es la incapacidad funcional para el desarrollo de actividades de la vida diaria y la necesidad de requerir ayuda para su realización. Una persona dependiente es aquella que no puede valerse por sí misma y necesita asistencia.

Para obtener el reconocimiento del grado de la dependencia debe uno tener un grado bastante notable de discapacidad, y por ello necesitar la intervención de un tercero para realizar las Actividades de la Vida Diaria (AVD).

Hay diferentes grados y calificaciones de la dependencia, así como varios ámbitos en los que puede manifestarse (dependencia física, dependencia mental, dependencia psicológica, dependencia económica, dependencia social, dependencia cultural).

Image Description
Las personas dependientes se caracterizan por la pérdida o la no adquisición de habilidades funcionales, que se definen como el conjunto de destrezas que se requieren para llevar una vida independiente y que poseen las personas que se valen por sí mismas en su entorno cercano.

La “Ley de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia y a las familias de España”, más conocida como “Ley de la dependencia”, es una ley que sienta las bases para construir el futuro Sistema Nacional de Atención a la Dependencia. Ésta deberá financiar los servicios que necesiten las personas dependientes, bien para sufrir una enfermedad o accidente invalidante o al llegar a la vejez.